JESUS ES DIOS EN REALIDAD?




¿ES JESUS DIOS EN REALIDAD?

 

I. INTRODUCCIÓN

Una de las doctrinas fundamentales de la fe cristiana es que Jesús es Dios. Esto está claramente expresado en todo el Nuevo Testamento. Si uds. revisan los escritos de Pablo van a notar la doctrina expresada en varias de sus cartas, particularmente Gálatas, Filipenses y Colosenses.

Recordemos la función que cumplió Pablo, o sea el papel primario de Pablo en la iglesia primitiva. Pablo fue un misionero, llevó el mensaje del evangelio a las naciones. En sus epístolas Pablo respondía preguntas y tocaba problemas que habían surgido en las iglesias que el fundó.

También respondía sobre errores que le habían sido reportados a los efectos de que fueran corregidos, para que de esa forma las iglesias conservaran la doctrina correcta.

Es por esto que en las cartas mencionadas, Pablo consideró necesario presentar un manifiesto claro de la deidad de Jesucristo. Sucedía que cierta gente venía desde afuera y buscaba corromper el mensaje simple del evangelio. Uno de los errores más comunes que comenzaron a enseñarse era que Jesús no era Dios. Otro error, no menos común, era que Jesús no era humano.

Pablo corrige esto estableciendo sin lugar a dudas que Jesucristo es totalmente humano y totalmente Dios, y que ambas naturalezas son críticas para el papel de Cristo en la redención de la humanidad. Si no es humano no puede simplemente representarnos frente a Dios, y si no es Dios, no puede pagar por los pecados de toda la humanidad, porque una simple criatura apenas puede pagar por los pecados suyos y nadie más.

El punto importante aquí es que el énfasis de los falsos maestros, los engañadores, era atraer seguidores de entre los nuevos creyentes, alejándolos del gozo de su nueva fe.

Remontémonos al final del primer siglo; los 3 evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas) ya habían sido escritos; ya llevaban varios años en circulación. Las epístolas de Pablo también tenían años circulando. Habían pasado más de 50 años de la muerte de Cristo cuando Juan, en el decenio de los noventa, sintió que era necesario escribir otro evangelio, el evangelio de Juan. ¿Por qué? Después de todo ya habían en existencia tres evangelios inspirados. ¡Juan, para qué otro más! Respuesta, para presentar y defender la deidad de Jesús. Lo mismo hace Juan cuando escribe las 3 epístolas que llevan su nombre ---- ¿Por qué? Porque había falsos maestros negando que Jesús es Dios.

A través de toda la historia de la Iglesia siempre ha habido gente que promulgó doctrinas contrarias a las de los apóstoles y Jesucristo mismo. Este tipo de enseñanza no sólo creaba controversia dentro de la Iglesia, sino que también le causaba dificultades a la gente para entender lo que debían creer y lo que significaba ser un cristiano.

Esta situación ha permanecido durante 2000 años. Es por esto que las personas involucrada en una mentira, por ignorancia o porque han resistido al Espíritu Santo al punto de rechazar el verdadero evangelio, pueden presentarse en la puerta de su casa, en la calle o en el trabajo, e invitarlos a concurrir a su iglesia.

Ellos se ven y oyen sinceros, son dedicados, y utilizan las mismas palabras que nosotros usamos. Les van a decir, “Nosotros creemos que Jesús es el Hijo de Dios”.-- Pero si uds. investigan un poco se van a dar cuenta que le llaman el Hijo de Dios, pero es un ser creado, o un dios diferente del Padre, y para otros Jesús, el Padre, y el Espíritu Santo son todos la misma persona. En el análisis final Jesús es cualquier cosa menos el Dios de
la Biblia.

M
is hermanos, cuando uds. escuchan que Jesús es cualquier cosa y no es Dios Hijo, segunda persona de la Trinidad, igual con el Padre, en naturaleza y en atributos, denle gracias muy amablemente a la persona que tienen enfrente tratando de llevarlos a su grupo y aléjense lo más que puedan.

Satanás se disfraza como ángel de luz (2 Cor.11:14), sus ministros también. Alguien dirá, “¡Ah!, pero creen en Jesús”. Sí, ¿pero en qué Jesús? A veces decimos, “Se ven tan buena gente”, “Viven decentemente”, “Yo conozco uno que le da la mitad de lo que gana a la madre”. Mis hermanos, eso no interesa. El ateo puede vivir así, eso no quiere decir que tengan la verdad.

El hecho de que tengan el mismo lenguaje que nosotros no indica que tengan la verdad, y en lo que tiene que ver con la eternidad, con el destino eterno, uds. quieren la verdad, porque la mentira les puede costar eternamente.

Reitero, Satanás se difraza como ángel de luz. No piense que esta gente va a venir a su casa, o lo van a encontrar en las calle, o en el trabajo, y le van decir, “Vengan a nuestra iglesia, allí creemos que Jesús es un demonio”

 

Han pasado 1600 años, y hoy en día, los cristianos no sabemos lo que creemos. No podemos explicar nuestra fe frente aquellos que la cuestionan, no podemos presentar a Jesús, ni decir quien es en relación a la Deidad. No podemos explicar la Trinidad tampoco.

¿Por qué? Porque estamos muy ocupados bailando en la alabanza, o recibiendo tal o cual bautismo especial, o muy ocupados quitando demonios, o hablando en lenguas o cayéndonos al piso o “parando de sufrir”, o leyendo “Left Behind”.

Discúlpenme aquellos que leen la serie de Tim LaHaye, Left Behind. Es muy interesante, pero no me digan que se edifican espiritual y doctrinalmente leyendo la novela hasta la una de la mañana. ¡Lean la Biblia! Yo sé quienes son los lectores. Lo sé porque uno de ellos me pasa los libros después que los termina de leer. Confieso que yo los leo. Pero debe de haber un balance en lo que consumimos.

Lo cierto es que los cristianos y los pastores modernos no tenemos tiempo para doctrina, pero sí tenemos tiempo para montar un circo de mayores proporciones, de modo que nuestra fe ha sido desprestigiada en esta sociedad, principalmente por hombres y mujeres que han usado la TV con gran efectividad para convencer a la gente que los cristianos somos un grupo de fanáticos ignorantes de mentalidad regresiva.


Nosotros no vamos a trabajar con esos versículos porque eso añadiría a la tortura de escucharme a mí. Por eso vamos a tratar con pasajes menos usados, menos conocidos, que no por ello dejan de ser concluyentes en la materia

II. ¿HAY EVIDENCIA DE QUE HAY 2 PERSONAS LLAMADAS JEHOVA EN EL ANTIGUO TESTAMENTO?

Respuesta: Sí la hay. ---- Lo que sucede es que como estamos familiarizados con el texto, las pasamos por alto. ---- No estoy hablando de textos que son obvios, como el Salmo 110:1 : Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.

Este es uno de los pasajes del Antiguo Testamento que Jesús cita más adelante a los efectos de reclamar frente a los judíos que El es Dios. En este versículo tenemos a Dios hablando con alguien más, y le llama Señor (la palabra “Señor” en hebreo es ADONAI). Adonai es uno de los títulos de Dios el en el Antiguo Testamento. Tenemos entonces 2 personas que son igualadas con Dios en este Salmo. Aquí es obvio la existencia de dos personas.

Pero en pasajes como Amós 4:11, tenemos que mirar el texto más en detalle. El Señor está hablando con el pueblo de Israel respecto al abandono de sus caminos. Lo leo, escuchen bien lo que dice el Señor:

Os trastorné como cuando Dios trastornó a Sodoma y Gomorra, y fuistes como tizón escapado del fuego; mas no os volvisteis a mí, dice Jehová.


El Señor está hablando y dice: Os trastorné como cuando Dios trastornó a Sodoma y Gomorra. Tenemos aquí una persona que está hablando y que menciona a otra persona y le llama Dios. Podemos asumir sin problemas que el que habla es Jesucristo, y que el juicio sobre estas ciudades fue llevado a cabo por toda la Deidad. Esto es consistente con la idea bíblica de que el Señor Jesús tiene una relación especial con Israel.

En lo que tiene que ver con las naciones paganas (en el Antiguo Testamento) Dios trata con ellas en su carácter de Deidad, pero con Israel había un mediador especial entre la deidad y el pueblo escogido. Esto es claro y emerge de Deuteronomio 9:10:

(Moisés hablando) Y me dió Jehová las dos tablas de piedra escritas con el dedo de Dios .....

El pasaje no dice: Y me dio Jehová las dos tablas de piedra escritas con su propio dedo (o su dedo).

Hay dos personas involucradas en esta transacción, una de las cuales, el Señor Jesucristo, era el mediador del Antiguo Pacto. Hebreos 9:15 nos dice que el mismo Señor es el mediador del Nuevo Pacto. En ambos Pactos el mediador es Jesucristo, porque hay un solo mediador entre Dios y los hombres (1 Tim.2:5).

Bien, como ya hemos dicho, la presencia de dos personas es constantemente afirmada por la Escritura --- En Exodo 21:12 y 13, por ejemplo, el Señor está hablando (el tema es la pena capital y el asesinato involuntario):

El que hiriere a alguno, haciéndole así morir, él morirá ---- Mas el que no pretendía herirlo, sino que Dios (1) lo puso en sus manos, entonces yo (2) te (3) señalaré lugar al cual ha de huir.

Hay 3 personas en el versículo. 1) El Padre. 2) Jesucristo. 3) Moisés.
Más evidencia de la presencia del Padre en el Antiguo Testamento, vayamos a Génesis 19:21, la destrucción de Sodoma y Gomorra. Ustedes conocen la historia, no vamos a abundar en detalles.

Lot es conducido fuera de la ciudad de Sodoma para que escape. El pide que se le deje escapar a la ciudad de Zoar, y en el vers. 21 alguien diferente de los dos ángeles le responde:

He aquí he recibido también tu súplica sobre ésto, y no destruiré la ciudad de que has hablado.

Observen que la persona que dice esto recibe oraciones, y también las contesta, por lo tanto tiene que ser Deidad definitivamente. Es más, déjenme adelantarles, es el Señor Jesucristo.

Leamos el vs. 24: Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos.

¿Ven? Dos personas, ambas llamadas Jehová -- Jehová Padre en los cielos (recuerden la premisa: al Padre nunca nadie le vió -- Juan 1:18), y Jehová Hijo, Jesucristo, la persona que habla con Lot.

Claro, cristalino, sin lugar a confusión.

Yo solamente he seleccionado estos pasajes para que uds. vean de que manera la Palabra de Dios ha velado si se quiere, y al mismo tiempo revelado en parte, en el Antiguo Testamento, la naturaleza de
la Trinidad.

De
alguna forma, hemos sido condicionados, sin ninguna mala intención por supuesto, a pensar que pedir u orar a Dios en el nombre de Jesús es esencialmente una práctica del Nuevo Testamento.

Realmente no es así, vamos a Daniel 9:17 --- Aquí vamos a encontrar para nuestra sorpresa, que la oración de Daniel a Dios fue hecha en el nombre de Jesús también:

Ahora pues, Dios nuestro, oye la oración de tu siervo, y sus ruegos; y haz que tu rostro resplandezca sobre tu santuario asolado, POR AMOR DEL SEÑOR.

Por amor del Señor ---- Este Señor era Jesús.

Si uds. leen el Antiguo Testamento cuidadosamente van a ver que hay muchas instancias donde 2 personas están claramente involucradas. Esta realidad sin embargo no fue enfatizada especialmente por los que escribieron el Antiguo Testamento, lo que tiende a mostrarnos más que nada que la existencia de 2 personas dentro de la Deidad la daban por sentada, por conocida, por lo cual no sintieron la necesidad de fijar su atención en ello.

Resumiendo ---

1) Todas las apariciones de Dios en el Antiguo Testamento corresponden a apariciones de Jesucristo, 2da. persona de la Trinidad.

2) Jesucristo es llamado Jehová en el Antiguo Testamento.

3) Hay evidencia sólida de dos personas en la Deidad en el Antiguo Testamento.. Ambas son llamadas Jehová; Jehová Padre y Jehová Hijo.

III. QUIEN ES EL ANGEL DE JEHOVA? MÁS EVIDENCIA DE JESUCRISTO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO.

La doctrina del ángel de Jehová es una doctrina fascinante. Ultimamente no se enseña mucho en las iglesias. Grandes hombres de Dios han escrito sobre ella, y nada es lo que yo puedo agregar a lo ya dicho. El Dr. Ron Rhodes ha hecho un trabajo estupendo sobre el ángel de Jehová, en su libro “Cristo antes del Pesebre” (Christ Before de Manger). Los conceptos con los que vamos a trabajar sobre el final del estudio son en su mayoría extractados de este autor.


El ángel de Jehová es un personaje que hace su aparición por primera vez en Génesis 16. Es el personaje que se le aparece a Agar, la sierva de Sara y le dice:

Multiplicaré tanto tu descendencia, que no podrá ser contada a causa de su multitud --- Génesis 16:10.

Esta promesa ya desde el comienzo debería decirle algo a cualquier intérprete de la Biblia. No solamente requiere el atributo de omnisciencia por parte del personaje que la pronuncia, sino también el atributo de omnipotencia es necesario para que la promesa se cumpla. Teniendo en cuenta esto, veamos brevemente 3 puntos importantes.

1) El ángel de Jehová es Jehová.

2) El ángel de Jehová es una persona diferente a otra llamada Jehová.

3) En ángel de Jehová es Jesucristo.

1) EL ANGEL DE JEHOVA ES JEHOVA

A) Vayamos a Exodo 3. Allí el ángel de Jehová se le aparece a Moisés desde la llama de fuego en una zarza. El ángel le da a Moisés la misión de liderar y sacar al pueblo de Israel fuera de Egipto. Cuando Moisés le pregunta por su nombre, el ángel de Jehová se identificó con el nombre de “Yo soy el que soy” (Ex. 3:14). Todos sabemos que este es el nombre con el que los judíos más adelante reconocieron a Dios. Se trata del famoso tetragramon que los judíos temían siquiera pronunciar, el JHWH. Es el nombre que significa “El que ha sido, el que es, y el que siempre será”, “El eterno”. La versión actual es “Jehová”, ya con las vocales de “Adonai” intercaladas entre las consonantes.

El punto aquí es que el ángel de Jehová es Jehová.

B) Vayamos a otro pasaje, Génesis 22; aquí Dios habla con Abraham y le ordena tomar a su hijo Isaac para ofrecerlo en sacrificio (Gén.22:1). Cuando Abraham está a punto de hacerlo, el ángel de Jehová lo detiene y le ordena no hacerlo, y entre sus palabras encontramos, “… porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo …” (Gén.22:12a). ---- Conclusión lógica: rehusar el hijo a Dios es equivalente a rehusar el hijo al ángel de Jehová.

C) ¿Recuerdan cuando Jehová se le apareció en sueños a Jacob en Bet-el, en Génesis 28? Jacob se duerme y sueña con la escalera apoyada en tierra que se extendía hasta el cielo. En el extremo superior de la escalera hay alguien que le dice a Jacob: “Yo soy Jehová, el Dios de Abraham tu padre, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás acostado te la daré a ti y tu descendencia” – Gén. 28:13.

Bien, si leemos Génesis 31:11-13 vamos a encontrar que nada menos que el ángel de Jehová le dice a Jacob: “Yo soy el Dios de Bet-el, donde tú ungiste la piedra, y donde me hiciste un voto”.

Una vez más, vemos que ángel de Jehová se identifica como Jehová.

2) EL ANGEL DE JEHOVA ES UNA PERSONA DIFERENTE A OTRA LLAMADA JEHOVA

A) Visión de Zacarías – Zacarías 1: 11-13 ---- Aquí encontramos al ángel de Jehová intercediendo por Judá frente a Jehová:

Respondió el ángel de Jehová y dijo: Oh Jehová de los ejércitos, ¿hasta cuándo no tendrás piedad de Jerusalén, y de las ciudades de Judá, con las cuales has estado airado por espacio de setenta años? Y Jehová respondió buenas palabras, palabras consoladoras, al ángel que hablaba conmigo. --- Zacarías 1: 12-13.

Noten aquí la presencia de dos personajes perfectamente definidos, Jehová y el ángel de Jehová.


B) Veamos también en el siguiente capítulo, Zacarías 3:1-3, la presencia del ángel de Jehová y de otra persona llamada Jehová. El punto es que el ángel de Jehová es una persona diferente a otra llamada Jehová.

3.  EL ANGEL DE JEHOVA ES JESUCRISTO

Escuchemos la promesa que el ángel de Jehová le hace a Abraham en Génesis 22: 17-18:

… de cierto te bendeciré y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar, y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

Ningún ángel (recordemos que los ángeles son seres creados – Salmo 148: 2,5) puede hacer tal promesa. Para ello se necesita poseer los atributos de omnisciencia y omnipotencia. El primero se requiere para tener conocimiento del futuro, y el segundo para que la promesa se haga realidad. Como todos sabemos, tanto la omnisciencia como la omnipotencia son atributos únicos e incomunicables de Dios.

Si recorremos el Antiguo Testamento vamos a encontrar que el ángel de Jehová tiene ciertas características muy peculiares. Por ejemplo:

1) Tiene la autoridad para perdonar pecados (Ex. 23:21), algo que es prerrogativa absoluta de Dios (Daniel 9:9; Marcos 2).

2) Acepta Adoración (Josué 5:14).

3) Demanda adoración (ex. 3:5). Sólo Dios es digno de adoración (Mt. 4:10; Apoc. 22:8).

4) Acepta sacrificios (Jueces 13: 19-23).

¿Cómo explicamos todas estas similitudes? La respuesta está en la doctrina de la Trinidad. El ángel de Jehová es Jesucristo, la segunda persona de la Trinidad. Esta es la conclusión inevitable a la que llegamos luego de conocer que la invisibilidad de Dios Padre es establecida en Juan 1:18, 4:24, 5:37; 1 Timoteo 1:17, 6:16; Hebreos 11:27, etc., y que el Espíritu Santo también es invisible (Juan 3:8, 14:17).

Si reconocemos que existe una unidad y una consistencia indudable entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, tenemos que aceptar la realidad de que Jesucristo pre- encarnado es la imagen del Dios invisible en el Antiguo Testamento.



Una multitud de similitudes entre el ángel de Jehová y la persona de Jesucristo apoyan esta doctrina. Ambos tienen ministerios similares tales como comisionar, consolar, liberar a los cautivos, proteger a los siervos de Dios, comunicar o revelar verdades, portar grandes promesas, interceder por la gente de Dios, etc.

Sumado a esto, la ausencia total del ángel de Jehová en el Nuevo Testamento, nos ayuda a concluir que el ángel de Jehová es nuestro amado Señor Jesucristo.

IV. CONCLUSIÓN

La verdad es que Jesucristo es Dios, es Jehová, es Señor, es la Segunda persona de la Trinidad ---- La verdad es que hay una TRINIDAD --- No tenemos que ser intimidados por los sectarios que vienen y nos quieren apabullar con una aparente erudición o conocimiento aprendido del material que les suministra la dirección de su organización, cuando ellos nunca se han molestado en consultar la Biblia por ellos mismos.

Todo lo que ellos les dicen, todos sus argumentos, toda su teología, todo su evangelismo, viene ya masticado, ingerido y digerido por la cúpula de la secta, llámense JW, o mormones, o Ciencia Cristiana (que no son científicos ni cristianos), o o que sea.

Ellos parecen tener muchos argumentos contra la deidad de Cristo y contra la Trinidad. Ninguno se sostiene en pie cuando se estudia la Biblia inteligentemente. Sucede que para la mente no entrenada sus argumentos parecen tener peso.

Uds. se preguntarán: ¿Por qué ellos no ven esto? Por el contrario, cuando se les muestran estas cosas, se oponen aún más a la doctrina de la Trinidad. Ud. habla con ellos y ellos no escuchan; por eso debemos recordar que cuando hablamos con ellos estamos hablando con gente a la que Satanás tiene atrapada en una mentira. 2 Corintios 4:3-4 describe la condición del sectario perfectamente:

Pero si nuestro evangelio está encubierto, lo está para los que se pierden.
El dios de este mundo ha cegado la mente de estos incrédulos, para que no vean la luz del glorioso evangelio de Cristo, el cual es la imagen de Dios.

Estamos tratando con: número uno, el alma que está muerta en sus delitos y pecados (Efe.2:1), la mente no regenerada no recibe las cosas del espíritu (1 Cor 2:14). La persona está muerta espiritualmente. Su relación espiritual con Dios es nula, no ha tiene la capacidad de ejercitar comunión co Dios, y además la mente está ciega.

Supongan que tiene sentada a su lado una persona ciega. tTraten de explicarle un arco iris, la puesta de sol que usted observó ayer, una pintura famosa, la sonrisa de un niño; simplemente no se puede. Así es en el caso del sectario. Debe ser Dios Espíritu Santo el que despierta el espíritu y abre la mente para que puedan oir y luego creer. De ahí importancia de la oración, antes de evangelizar a un sectario.

No sirve todo el conocimiento del mundo, toda la filosofía, toda la capacidad de argumentar, o la lógica que ustedes puedan usar. Sólo el poder de. Dios puede penetrar la costra de incredulidad en el antitrinitario y el incrédulo en general por supuesto. Por eso es que ustedes deben comenzar con oración, continuar con oración y terminar con oración, es una guerra espiritual.

Para cerrar, les doy la definicion de Trinidad:

Dentro de la naturaleza de un único Dios, existen 3 personas, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, y estas tres personas comparten los mismos atributos y la misma esencia (naturaleza). Por lo tanto estas tres personas constituyen el único y verdadero Dios.

----------------------------------------------------------------------------

 

           COMUNICATE ANUESTRO CORREO: carlosfr80@hotmail.com

 

PASTOR CARLOS
 
Publicidad
 
RADIO CRISTIANA "CASA DE ORACION"
 
Señal en Vivo las 24 Horas del Dia
APOSTASIA
 
La Última y Gran Apostasía -Video- David Wilkerson


HOY ES EL DIA SALVACIÓN
 
BIBLIA AL DIA
 
 
TOTAL 65697 visitantes DIOS TE BENDIGA
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=