ESTUDIO DEL LIBRO DE DANIEL

 

La Profecía de las 70 Semanas

 

---------------------------------------------------

 

INTRODUCCIÓN:

 

Leamos Daniel 09:01-03   ...En el año primero de Darío hijo de Asuero, de la simiente de los medos, el cual fue puesto por rey sobre el reino de los caldeos;... verso 02  ...en el año primero de su reinado, yo Daniel miré atentamente en los libros el número de los años, del cual habló el SEÑOR al profeta Jeremías, que había de concluir la asolación de Jerusalén en setenta años.... verso 03  ...Y volví mi rostro al Señor Dios, buscándole en oración y ruego, en ayuno, y cilicio, y ceniza....   Versos 24-27   ...Setenta semanas están determinadas (Heb. cortadas ) sobre tu pueblo y sobre tu Santa Ciudad, para acabar la prevaricación, y concluir el pecado, y expiar la iniquidad; y para traer la justicia de los siglos, y sellar la visión y la profecía, y ungir el lugar santísimo.... verso 25  ...Sepas, pues, y entiendas, que desde la salida de la palabra para hacer volver el pueblo y edificar a Jerusalén, hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas y sesenta y dos semanas, entre tanto se tornará a edificar la plaza y el muro en angustia de tiempos.... verso 26  ...Y después de las sesenta y dos semanas el Mesías será muerto, y nada tendrá: (y el pueblo príncipe que ha de venir, destruirá a la ciudad y el santuario; cuyo fin será como avenida de aguas ; hasta que al fin de la guerra sea talada con asolamiento.).. verso 27 ...En una semana (son ya setenta) confirmará el pacto por muchos, y a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y el presente; y a causa de la multitud de las abominaciones vendrá desolamiento, hasta que perfecto acabamiento se derrame sobre el pueblo abominable....  Vale la pena a la luz del capítulo 09 del libro de Daniel, veamos lo que necesitamos para recibir iluminación y visitaciones del Señor con relación con la profecía y entenderla.  El profeta Daniel era un hombre profundo en la escritura y sin embargo, tuvo que buscar a Dios mas intensamente para recibir revelaciones e iluminación de la palabra.

 

 

D E S A R R O L L O

 

QUE SE NECESITA PARA ENTENDER LA PROFECÍA

 

Vemos a la luz del capítulo 09:02, que lo primero que hizo Daniel fue ESTUDIAR LA BIBLIA.  No es tan indispensable que usted estudie otros libros, porque lo pueden desorientar.  Hay libros buenos para entender la profecía.  Muchos escritores se han especializado en dar la pauta profética.  Pero resulta que hay muchas corrientes e interpretación y se corre el peligro de ingerir algo venenoso, desviado o que no tiene sentido.  Aunque no es indispensable, si se puede auxiliar con algunos libros de texto de comprobada ortodoxia, pero lo importante es estudiar directamente la palabra de Dios.  Daniel miró atentamente en los libros {es decir, en la Biblia escrita hasta sus días} y su estudio le despertó el sentido para que anhelara conocer profundidades proféticas.  

 

En el verso 03 encontramos que no es suficiente ser solamente estudioso de la Biblia sino que requiere algunos auxiliares de tipo espiritual ...y volví mi rostro al Señor Dios, buscándole en oración y ruego, en ayuno y cilicio y ceniza...  Esta diciendo que leía la Biblia, pero como que no encontraba la claridad suficiente para entenderla a profundidad.  Lo que hace entonces es volver su rostro al Señor para buscarle, para que el propio autor de la palabra se la explicara.  No dice que haya recurrido a algún maestro, puesto que no lo había, si hubiese habido  alguno en Babilonia, estoy seguro que el Señor lo hubiese conectado para que estudiaran juntos, así la iluminación hubiese llegado por doble vía.  Pero no había, por lo que Daniel no le quedaba mas que buscar al único que le podía revelar.  Las revelaciones e iluminaciones de la Biblia, hoy día, vienen a los que buscan el rostro del Señor.  Es bueno aprender de otros, no vaya usted a desechar el conocimiento de los maestros que el Señor levanta.  Pero no vamos a depender solamente de otros, tenemos que elevarnos individualmente buscando el rostro del Señor para que nos confirme y nos ilumine.  Permítame contarle que en lo personal, he tenido algunas experiencias, visitaciones del Señor en cuanto a doctrina.  Todo eso buscando el rostro del Señor, también he aprendido mucho de grandes siervos y de gente sencilla y humilde.  El Señor me ha dado enseñanzas a través de la experiencia de otros, porque ningún ministerio se forma solo.  Pero las más profundas experiencias las he alcanzado buscando el rostro del Señor.  El Señor se encarga de iluminar.  Es El  quien se digna a revelar.  Daniel vio que no entendía la palabra como él quería, volvió su rostro al Señor, es decir, que el segundo aspecto es buscar el rostro del Señor.

 

Buscar el rostro del Señor es llorar, anhelar, gemir, esperar ansiosamente como quien esta esperando algo de una persona, no de un concepto.  Es buscar su unción, en busca de intimidad.  Que El nos hable, ESO ES BUSCAR EL ROSTRO DE DIOS.  Daniel lo buscaba en oración, en la soledad, en parajes desolados.  No era que Dios no pudiera revelarle algo en su oficina de estadista, pero él dejaba el palacio, lo dejaba todo, sus papeles, sus insignias y se iba a buscarlo a los montes, a los ríos.  En el capítulo 10 se habla que estuvo tres semanas en soledad, 21 días orando al Señor para que lo hiciera entender la palabra que tenía que manejar.

 

También lo buscaba en ayuno, todo lo que hay que hacer para entender las profecías.!!!  Claro, también se puede tratar de entenderlas sin todo esto, pero no es lo mismo.  Es mejor adquirir todos estos pasos que el Señor traza para que la profecía sea inteligible.  Las profecías se deben estudiar no solo por curiosidad, sino que hay que hacerlo para sacarles provecho práctico, para poder ser vasos de honra y de utilidad al Señor, explicando a otros aquello que ha sido prometido.

 

Hay que marcar que Daniel le buscó en ORACIÓN FERVOROSA.  No lo hizo en oración fría, indiferente, sino con ruego y súplica, como tratando de arrancar algo de arriba.

 

 CILICIO Y CENIZA, qué será esto?  Es una disposición de humillación ante la presencia de Dios, quiere decir ponerse en un aspecto ridículo, despreciable, para que nadie lo viera, en una posición de entrega y de humillación al Señor.  

 

CONFESANDO.  O, como dice la Biblia E HICE CONFESIÓN.  Esto es importante, pues si estamos tratando de entender temas tan profundos de la escritura, es necesario estar limpios delante de Dios.  Decididos a consagrar nuestra vida, pero no lo vaya a confundir con el confesionario, sino que todos nuestros pecados cometidos se deben confesar delante del Señor para ser perdonados, que no haya nada oculto o escondido, sino que uno esté totalmente a cuentas con el Señor.

 

LA PROFECÍA DE LAS SETENTA SEMANAS

 

Habiendo visto los  pasos anteriores de cómo Daniel obtuvo la iluminación de la escritura, tenemos que seguir el ejemplo de Daniel, aunque nos falta la consagración de la vida de Daniel, quien se apartó para Dios, desde muy joven.  Entremos pues en la explicación de la profecía de las setenta semanas.  Quisiera redondearla de una manera práctica y sencilla.  Esta profecía es la mas sorprendente de toda Biblia y para mí es lo más grande que he leído.  Esta profecía abarca desde el verso 24 hasta el final.  Se refiere al tiempo que abarca no solo el trato de Dios con Israel, sino también con la iglesia.  La profecía dice:  SETENTA SEMANAS ESTAN DETERMINADAS SOBRE TU PUEBLO Y SOBRE TU SANTA CIUDAD, PARA TERMINAR LA PREVARICACIÓN.  Veamos paso por paso a continuación.

 

1.      A Daniel se le reveló que siete semanas estaban determinadas para que se reedificara la ciudad de Jerusalén, pero estas son semanas de años.  Se dijo a Daniel que habría un decreto desde el cual se empezaría a contar las siete semanas de años { 07 * 07 = 49} es decir que iban a tardar reedificando Jerusalén 49 años a partir del día que saliera el decreto autorizado  la reconstrucción de Jerusalén.  Este decreto lo dio en el año 445 antes de Cristo, el rey Artajerjes.  Allí se cumplieron las primeras siete semanas de la profecía, esto sucedió tal como atestigua Nehemías 02:01-10  ... Y fue en el mes de Nisán, en el año veinte del rey Artajerjes, que estando ya el vino delante de él, tomé el vino, y lo di al rey. Y como yo no había estado antes triste en su presencia,... verso 02  ...me dijo el rey: ¿Por qué está triste tu rostro, pues no estás enfermo? No es esto sino quebranto de corazón. Entonces temí en gran manera.... verso 03 ...Y dije al rey: El rey viva para siempre. ¿Cómo no estará triste mi rostro, cuando la ciudad, casa de los sepulcros de mis padres, está desierta, y sus puertas consumidas del fuego?... verso 04 ...Y me dijo el rey: ¿Qué cosa pides? Entonces oré al Dios de los cielos,... verso 05 ... y dije al rey: Si al rey place, y si agrada tu siervo delante de ti, que me envíes a Judá, a la ciudad de los sepulcros de mis padres, y la reedificaré.... verso 06 ...Entonces el rey me dijo (y la reina estaba sentada junto a él): ¿Hasta cuándo será tu viaje, y cuándo volverás? Y el asunto agradó al rey, y me envió, y yo le señalé el tiempo.... verso 07  ...Además dije al rey: Si al rey place, que se me den cartas para los capitanes del otro lado del río, que me franqueen el paso hasta que llegue a Judá;... verso 08 ...y carta para Asaf, guarda de la huerta del rey, a fin que me dé madera para enmaderar los portales del palacio de la Casa, y para el muro de la ciudad, y la casa donde entraré. Y me lo otorgó el rey, según la benéfica mano del SEÑOR sobre mí.... verso 09  ...Y vine luego a los capitanes del otro lado del río, y les di las cartas del rey. Y el rey envió conmigo príncipes del ejército y gente de a caballo... verso 10 ...Y oyéndolo Sanbalat horonita, y Tobías, el siervo amonita, les disgustó en extremo que viniese alguno para procurar el bien de los hijos de Israel....

 

2.      Luego  habría un lapso, después de la reconstrucción de Jerusalén de 62 semanas, es decir 07 + 62 = 69 semanas.  En años hacen 49 + 434 = 483 años.  Es decir que 483 años pasarían desde el día del decreto hasta que viniera el Mesías príncipe.  Un matemático inglés, que no creía en la Biblia, leyó la profecía de las setenta semanas, como le gustaban las matemáticas, empezó a hacer cálculos con años bisiestos y lunares.  Cuando terminó, le salió el año 32 de la era cristiana, para su sorpresa fue el día que el Señor fue bautizado por el Espíritu.  Demás está decirle que este matemático inglés aceptó al Señor.  Este es uno de los casos raros en que alguien se convierte al Señor haciendo ecuaciones y números.  El quedó asombrado con esta profecía, pues se había cumplido exactamente en el mismo día y mes previsto en el que Jesucristo aparece en el Jordán y es ungido como el Mesías príncipe.  Recuerde que la profecía dice que habrá siete semanas más 62 semanas desde que se principie la edificación del templo hasta el Mesías Príncipe.  Luego agrega que  después de las 62 semanas, es decir del ungimiento del Mesías, pasarían tres años y medio de ministerio, y se le quitaría la vida, y usted sabe que se cumplió matemáticamente ya que el Mesías fue quitado de en medio y no por mano propia.

 

3.      Queda pendiente entonces una semana, es decir, la número setenta.  Por contextos con otros pasajes, después de las 62 semanas, se detendría el conteo.  El Dios del cielo estaba dando esta profecía para los Judíos.  De esta cuenta el reloj de Dios estaría detenido en la semana 69, por qué? Porque al ser rechazado el Mesías Príncipe, sería trasladada la oferta a otro pueblo, para el cual estaría trabajando el Señor en este espacio.  Este otro pueblo es la iglesia y para ella no se cuenta el mismo tiempo que para el pueblo Judío.

 

·        No sabemos cuanto durará este espacio, ya lleva cerca de 2,000 años, el tiempo del que estamos hablando es el comprendido desde el día de la muerte de Cristo, hasta el arrebatamiento de la iglesia.  Aquí ya no hay conteo, pero el Señor dio unas señales para cuando se acercara el final de esto, que sería el rapto de la iglesia.  El Señor dio una señal maravillosa, para los tiempos del fin, cuando estuviera cerca finalizaría la diáspora judía.  En otras palabras, la generación que viva cuando empezara la nación judía a regresar a su tierra, vería el final de la gracia.  Sabemos que en el año 1,948 empezó en final de la diáspora.  La Biblia dice que el final de la diáspora o dispersión se cumplirá hasta que Jesucristo regrese a la tierra.  Luego que empiece a  regresar el pueblo de Israel a su país,  se prepara otra vez el Señor a iniciar de nuevo el conteo de la última  semana que queda.  Es decir, que se paró el conteo y se abrió un paréntesis.  Se esperan dos sucesos para empezar a contar la última semana es decir la semana número setenta.  El primero es el ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA, porque al quitar el Señor a su pueblo, que es la iglesia, empezará  a tratar el Señor de nuevo con Israel.  Actualmente está tratando con la iglesia, e Israel está ahí.  Es como si Dios estuviera hablando con la iglesia y a Israel lo tiene en espera, con señales de que ya se acerca el final.  Pero cuando levante la iglesia, empezará a tratar de nuevo con Israel abajo.

 

·        La otra señal para reiniciarse el conteo es el PACTO JUDIO GENTIL.  Cuando se haga un pacto entre la gentilidad encabezada por el anticristo, que va a salir de Europa, con  el pueblo de Israel,  en Jerusalén va a haber un acuerdo entre Árabes, Judíos, Europeos.  Los Judíos van a firmar un acuerdo con el anticristo por siete años, pero el día que se firme ese pacto, la iglesia ya no estará aquí en la tierra, porque ese día empezará a contarse la última semana de Daniel.  Lo anterior está aquí en la profecía de Daniel y en otros contextos.

 

·        Se empieza  a contar la última semana,  el día del pacto, se cuenta una semana de siete años.  En esos siete años, el anticristo en Europa imitará lo que hizo el Señor en Israel, ofrecerá paz, igual que el Señor, solo que este es el falso Mesías.  Imitará dones, habrá iglesia falsa, lo que el Señor hizo en  su tiempo, fue comprar, ganar su esposa para llevarla, el anticristo lo que hará en su tiempo será ganarse a la ramera o falsa iglesia.  El Señor enmudeció y no abrió su boca, porque vino a morir por nosotros, pero el falso Mesías, como no vino a eso, estallará y se impondrá por la fuerza.  La primera mitad de los siete años, será una imposición a base de astucia, a base de enmascaramiento y engaño.  Será lo que dice la Biblia, la operación de error, que engañará a todos.  Dirán:  Este sí es el Mesías, no el que entró a Jerusalén en una borriquita, pero cuando se desenmascare el anticristo a la mitad de la semana, entonces destruirá toda religión, aún a la ramera babilónica, a la que está haciendo de esposa, la va a destruir.  El anticristo se desenmascarará imponiéndose por medio de guerras por tres años y medio, va a sitiar a Jerusalén y va a provocar la batalla de Armagedón, es decir, la tercera guerra mundial.   

 

·        Pero al final de los siete años, el Señor romperá el cielo y pondrá final a la diáspora Judía, la que todavía faltaba, el Señor los traerá de todo el mundo y los llevará a la nación Judía, a Palestina.   A los supervivientes de todas las naciones les dará la bienvenida en el reino.  Al ser coronado ya no  como Mesías Príncipe como la primera vez, sino como REY DE TODA LA TIERRA, todo esto está englobado en la profecía de las setenta semanas. 

 

·        Hay otras profecías donde dice que el Mesías quitará el pecado en un día, que atraería para sí un pueblo sencillo, humilde, que no sería cortado entre las naciones y que sería extrañado de los mismos Judíos.  Esta es la iglesia, que el Señor recibirá en su seno.  De la misma manera que Jacob, tipo de Cristo, fue a la casa de Labán, tipo del mundo, para tomar a Raquel.  Jacob llegó a la casa de Labán como Cristo vino al mundo.  El Señor vino a requerir a los Judíos que le amaran, que le aceptaran, como Jacob llegó a la casa de Labán a requerir  de Raquel que le amara, pero resulta que en la noche del desposorio, le dieron a Lea.  Se llevó a casa a Lea, la que no estaba en la lista, la despreciada, la que no venía a buscar, esa se llevó.  Así como el Señor vino por Israel, no lo aceptaron y nos llevó a nosotros,  ¡¡¡ Gloria a Dios, !!!  Nosotros éramos los olvidados, por eso dice la Biblia que son más los hijos de la dejada que los dela casada.  Pero Jacob trabajó de todos modos siete años por Raquel, es decir que cuando el Señor vino la primera vez, ganó a la iglesia, pero de todos modos va a trabajar siete años por Israel, después del arrebatamiento, en lo que engloba la septuagésima semana de la profecía de Daniel. 

 

·        Otra figura que encontramos es en Moisés, que despreciado de sus hermanos Judíos, se fue al desierto de Madian, donde encontró siete pastoras. Luego de haberlas defendido de pastores extraños, llegó a casa de Jetro, y se casó con Séfora, una extraña al pueblo de Israel, cuando volvió a Egipto a liberar a Israel, ya llevaba a su esposa extranjera gentíl.

 

 ·        Un ejemplo más cuando José fue vendido por sus hermanos a Egipto, halló gracia delante de los extranjeros y fue puesto casi como un rey.  Luego se casó con Asenath, que era egipcia.  Cuando volvió a presentarse ante los ojos de Jacob y de sus hermanos, llevó a su esposa y sus dos hijos.  Así mismo cuando Cristo el Señor sea visto de sus hermanos Judíos nuevamente, vendrá con su esposa LA IGLESIA.

 

·        En conclusión, podemos decir que la profecía de las setenta semanas, es una maravilla de maravillas.  Fíjese que primero hay 69 semanas, luego 2,000 años del tiempo de  la gracia, luego vendrá la última semana, es decir, siete años en los que el Señor va a tratar duramente con los Judíos, y al final de esta semana, va a tener toda la tierra bajo su dominio en el tiempo milenial.  Con los pasos que Daniel dio para recibir la interpretación de la profecía de las setenta semanas, mire todo lo que recibió!!!  La Biblia dice que hoy podemos, siguiendo los mismos pasos que Daniel recibir todo lo que contiene el libro de Apocalipsis, porque ya no es un libro sellado, sino abierto para nosotros.  Hagamos nuestra parte y Dios iluminará todas estas profecías, para que podamos entenderlas.

 

UNA EXPERIENCIA PERSONAL

 

·        En cierta Ocasión, un pastor que yo creía muy profundo en temas apocalípticos, aseguró que la iglesia iba a estar en la tribulación, que el Espíritu se lo indicaba y no se cuantas cosas más.  Se me fue aturdiendo la cabeza de tal manera que me sentía hasta raro.  Y me entró una aflicción grande, salí entonces como a la una y media de la mañana de la casa de este hombre.  Iba confundido y llorando de regreso a mi casa y le dije al Señor:  “Señor, y ahora que hago?  Ahora ya no se nada, ahora sí que estoy confundido.  Y le decía Señor, vamos a pasar la tribulación?  Entonces de que nos vas a rescatar tú?, de que nos estas escapando tú? Le dije también:  Señor, yo le quiero enseñar a tu pueblo pero con seguridad, sin perplejidades, además este pueblo no  es mío, sino que es tuyo, pero tú me vas a enseñar lo que el hombre no me puede decir, y me empecé a dormir, y hermano!!!!  El Señor me empezó a revelar y a revelar.  No se a qué hora desperté y estaba y contrariado por haberme despertado, pero se lo  digo ante el Señor, que al volverme a dormir, siguió la visión.  Exactamente en el punto donde me quedé cuando me había despertado.  Luego cuando me desperté, empecé a escuchar textos y textos y textos.  Como yo no tengo buena memoria, me levanté corriendo y busqué papel y lápiz y escribí como 50 textos.  Luego cuando ordené la visión la visión con los textos, sorprendente!!!  Era una cosa tan cabal y tan matemática que me quedé asombrado.  En el sueño me dijeron:  La iglesia se va antes de la tribulación.!!!  Y allí fue donde el Señor me habló de las figuras de Asenath, de Séfora, de Lea, de Raquel, del trato con su pueblo, y me siguió diciendo:  Hasta que entre la plenitud de los gentiles, entonces yo me volveré a tratar con mi pueblo.  Todo esto no lo hubiera aprendido ni en 20 años de estudio.  De tal manera que el Señor siempre me ha sacado de estos apuros, porque yo no he venido a enseñar doctrina mía sino que la de El.

 

Ahora debo decir una cosa, metámonos con el Señor, busquemos el rostro de Dios, pero evitemos el peligro de querer estar viendo fantasías, de estar averiguando cosas ocultas.  Pues Daniel, en el capítulo 10:21 lo que hizo el Señor no fue enseñarle cosas nuevas, sino iluminarle la palabra de verdad, porque lo revelado pertenece a nosotros y a nuestros hijos y lo NO revelado, pertenece a Dios. ...Pero yo te declararé lo que está escrito en la escritura de verdad; y ninguno hay que se esfuerce conmigo en estos asuntos, sino Miguel vuestro príncipe....

........................................................................................................

ESTUDIO DOS

DANIEL  

 

Capítulo 1

 

1. El tiempo cuando llevaron a Daniel cautivo. v. 1. II Reyes 24:1-2; II Cron. 36:5-7.

2. Isaías y Jeremías profetizaron la invasión de Judá por el rey de Babilonia. Isa. 39:5-7; Jer. 25:9-11.

3. El rey de Babilonia quiso lo mejor para su propio reino. v. 3-4; II Reyes 20:16-18.

4. Daniel y sus compañeros fueron dados una oportunidad para estudiar en Babilonia. v. 5. También nuestro Señor necesita obreros y tenemos una mejor oferta. Mat. 11:28-30; Fil. 4:19.

5. El príncipe les dio nombres nuevos pero no era capaz de darles corazones nuevos. v. 6-7; II Cor. 5:17.

6. Daniel era muy culto pero firme en sus convicciones. v. 8; Rom. 12:2; I Ped. 3:15.

7. El comportamiento de Daniel agradó a Dios. v. 9; Prov. 16:7.

8. El príncipe de los eunucos temió al hombre más que el Dios de Daniel. v. 10; Prov. 29:25.

9. El Señor puede quitar nuestras dudas y temores si le damos una oportunidad. v. 11-14; Heb. 3:9; Mal. 3:10.

10. Una dieta vegetariana con las bendiciones de Dios es mejor que todo de lo que el mundo ofrece. v. 15-17; Sant. 1:5.

11. Nuestro tiempo de aprobación también terminará. ¿Cómo será cuando nos toca ponernos de pie delante de nuestro Rey? v. 18; II Cor. 5:10; Mat. 25:21.

12. Daniel no solamente vivió por todo los 70 años de la cautividad, sino que también era un testimonio vivo del poder de Dios. v. 21; Apoc. 2:10; I Juan 2:17.

 

EL SUEÑO DEL REY

Dan. 2:1-30

 

1. El sueño de Nabucodonosor debe haber sido un sueño extraño porque le perturbó. v. 1. Los sueños es una de las varias maneras que Dios ha usado para hablar con los hombres. Gén. 20:3; Heb. 1:1.

2. El rey llamó a sus consejeros. v. 2-3. Nuestro Rey no necesita consejeros. Isa. 40:14.

3. Los consejeros del rey eran limitados en su trabajo. v. 4; I Cor. 1:19-20.

4. El rey hace una demanda que necesitaba ayuda divina. v. 5; Jer. 32:17.

5. El rey ofreció grandes recompensas y honor a los que pudieran cumplir con sus demandas. v. 6; I Cor. 2:14.

6. La interpretación fue fácil; para recordar el sueño olvidado necesitó sabiduría celestial. v. 7; Sant. 1:5.

7. El rey perdió su confianza en los que debían haber tenido contacto con los dioses del mundo espiritista. v. 8-9; Isa. 44:9-18.

8. Los adivinadores acusaron al rey de hacer demandas excesivas. v. 10-11; Mat. 19:24-26.

9. Daniel no fue considerado cuando la recompensa del rey fue ofrecida, pero él sí estaba incluido en la sentencia de la muerte. v. 12-13; I Cor. 1:26-27; I Sam. 16:7.

10. Daniel se da cuenta del edicto para matar todos los sabios de Babilonia. v. 14-15. Una vez todos nosotros estuvimos bajo la pena de muerte. Rom. 5:12; 6:23.

11. Daniel solamente pidió tiempo para cumplir con las demandas del rey. v. 16; Rom. 5:6.

12. Daniel y sus compañeros sabían cómo y dónde encontrar la respuesta a la demanda del rey. v. 17-18; Jer. 33:3.

13. La gratitud de Daniel fue expresada en una oración de gracias al "Dios del cielo", no a los dioses de Babilonia. v. 19; Fil. 4:6.

14. El Dios en quien Daniel creyó es expresado en su oración de gracias--al Dios de poder y sabiduría--el Dios de la providencia y el que revela cosas a los que confían en él. v. 20-23; Hech. 17:24-28.

15. No hubo ninguna duda en la mente de Daniel de que él pudo cumplir la demanda del rey. v. 24; Mar. 11:22-23.

16. Aun Arioc creyó que Daniel tuvo la respuesta a la demanda del rey. v. 25; Sant. 5:16.

17. El testimonio de Daniel delante del rey. v. 26-28; Hech. 9:15.

18. Daniel no recibe el honor, pero da toda la gloria a Dios. v. 29-30; Jer. 9:23-24.

 

REINOS UNIVERSALES

Dan. 2:31-49

 

1. Los grandes reinos del mundo simbolizados en el imagen de un hombre. v. 31-33; Isa. 37:16.

2. Todos los reinos hechos por los hombres están sujetos a la destrucción. v. 34-35; Dan. 2:44.

3. Se necesita un hombre de Dios para entender las cosas de Dios. v. 36;
Dan. 5:11-12.

4. Babilonia fue un gran imperio. v. 37-38; Isa. 13:19.

5. El segundo y tercer reino iban a crear reinos inferiores. v. 39; 
Dan. 8:20-21.

6. El cuarto reino fue Roma simbolizado por las piernas de hierro. v. 40-41; Luc. 2:1.

7. Los 10 dedos representan los fragmentos del antiguo imperio romano. Europa no se ha unido desde la caída de Roma. Mat. 24:6-7.

EL REINO ETERNAL DE DIOS

1. El fundador del reino es Dios. Isa. 2:2.

2. El tiempo cuando el reino va a venir. Apoc. 11:15.

3. Cuando el reino de Dios está establecido en la tierra, todos los demás reinos tienen que caer. v. 44; Sal. 2:8-9; Zac. 14:9; Apoc. 19:11-16.

LA PIEDRA

1. A Dios el Padre, Cristo es la piedra preciosa y escogida. I Ped. 2:4.

2. A una iglesia que está en acuerdo con el Nuevo Testamento, él es la piedra del ángulo. I Ped. 2:6.

3. Al creyente, él es una piedra preciosa. I Ped. 2:7.

4. A Israel, él ahora es la piedra rechazada pero pronto será la cabeza del ángulo. I Ped. 2:8.

5. Al incrédulo, él será la piedra de destrucción. Mat. 21:42-44.

DANIEL EXALTADO

1. El rey Nabucodonosor se arrodilla para adorar a Daniel. v. 46; Mat. 4:10; Apoc. 22:8, 9.

2. El rey está convencido que el Dios de Daniel es el Dios de los dioses. v. 47; Heb. 11:6.

3. Daniel fue exaltado sobre todos los demás en Babilonia. v. 48; 
Fil. 2:9-11.

4. Daniel no olvidó a sus amigos al ocupar un lugar alto en el reino de Babilonia. v. 49; Luc. 22:28-30; Apoc. 5:10; 20:6.

 

LA PRUEBA DE UN REINO VERDADERO

Dan. 3

 

1 La imagen de oro del rey era de 27 metros de altura. v. 1. La imagen de Dios es aun más grande. Heb. 1:1-3.

2. Fue una imagen dedicada. v. 2-3. El Hijo de Dios fue dedicado desde el principio. Heb. 7:28; Hech. 10:37-38; Rom. 1:4.

3. Adoración de la imagen era obligatoria. v. 4-6. Recibir a Jesús como Salvador y Señor es imprescindible para nuestra salvación. Juan 3:18, 36.

4. El rey tuvo un tiempo para adorar. v. 7; Heb. 10:25; I Cor. 16:1-2.

5. Algunos rehusaron adorar la imagen del rey. v. 8-12. También a Jesús. Juan 1:11; Luc. 19:13-14.

6. El rey estaba enojado con los que desobedecieron. v. 13; I Ped. 4:17.

7. El rey enojado les dio solamente una oportunidad más para obedecer. v. 14-15. Nuestro Dios tiene más gracia. Rom. 10:21; Isa. 1:18; Rom. 5:8.

8. Los hebreos tenían un Dios mayor que el rey de Babilonia. v. 16-18. ¿Cuán grande es su Dios? Dan. 6:10; I Reyes 18:21; Efe. 3:20.

9. El rey se puso furioso pero no tenía capacidad para destruir a los que rehusaron obedecerle. v. 20-24. Nuestro Dios puede y va a juzgar a los que desobedecen. Judas 14-15; Apoc. 21:8.

10. Los hebreos tenían alguien que entró en el horno con ellos. v. 25; Isa. 43:2.

11. Otra vez el rey de Babilonia confesó que el Dios de Daniel era el Dios más alto. v. 26; Isa. 45:22.

12. Otros estaban convencidos del milagro. v. 27. Jesús tuvo un rescate mejor. Apoc. 1:18.

13. El rey ofreció una palabra de alabanza al Dios de Israel. v. 28. Necesitamos más que una admisión de la grandeza de Dios para salvarnos. Sant. 1:19; Juan 4:24.

14. Dios no nos necesita para castigar a sus enemigos. v. 29; 
Mat. 13:27-30.

15. Los hebreos fueron exaltados en el reino de Babilonia. v. 30; 
Prov. 16:7.

 

EL SEGUNDO SUEÑO DEL REY

Dan. 4

 

1. El testimonio del rey a todo el mundo. v. 1-3. Escrito después de su experiencia e incluido por Daniel en este libro. Prov. 6:17.

2. El sueño del rey perturbó su descanso. v. 4-5. Uno de las muchas maneras que Dios usa para hablar a la gente. Heb. 1:1; Mat. 2:12.

3. El rey necesitaba alguien para interpretarlo. v. 6; Gen. 40:8.

4. Los caminos de Dios no son entendidos por el hombre natural. v. 7; I Cor. 2:13-14.

5. Daniel se presentó para interpretar el sueño del rey. v. 8.

6. El sueño dado en detalles. v. 10-18.

LA INTERPRETACIÓN

1. El árbol grande representa un rey universal. v. 22. Jesús es el árbol de vida. Apoc. 22:2.

2. Las ramas representan el imperio del rey. v. 20. Jesús tendrá un reino universal. Isa. 2:2-4; 9:7; Dan. 2:44; Apoc. 11:15.

3. Las hojas representan la gente. v. 21; Isa. 64:6; Eze. 47:12.

4. El fruto representa la riqueza de la nación. v. 21; Jer. 17:7-8.

5. El rey sería humillado. v. 23. Le costó 7 años para aprender su lección.

6. Nuestro Dios es el gobernador del universo. v. 25. Algunos de nuestros gobernadores hoy en día necesitan aprender esta lección. Sal. 2:1-4.

7. Daniel advirtió al rey que necesitaba arrepentirse, pero fue en vano. v. 29; Eze. 3:19.

8. El rey se olvidó de la advertencia de Daniel. v. 29; Eze. 3:19.

9. El rey orgulloso se alabó a sí mismo. v. 30; Luc. 12:16-19.

10. Su problema vino de repente. v. 31; Dan. 5:30.

11. De ser rey llegó a ser casi un animal. v. 32-33; Luc. 15:14-16.

12. Dios extendió misericordia al rey cuando él estaba listo para dar la gloria a Dios. v. 34-36, Sal. 148:7-13

Algún día, todo la gente en el mundo adorará a Dios, pero primeramente hay que tener un tiempo de prueba de 7 años. Mateo 24:21; Apoc. 5:13.

 

LA CAÍDA DE BABILONIA

Dan. 5

 

1. Un banquete real hecho para alabar a los dioses de Babilonia. v. 1-4. El banquete del evangelio es mayor. Luc. 14:16-17; Apoc. 19:9.

2. Belsasar no solamente se descuidó en no alabar al único Dios verdadero, él insultó al Dios de Israel. v. 2; I Tim. 1:20; Sant. 2:7.

3. La mano de juicio de Dios apareció. v. 5; Éx. 8:19; I Sam. 5:11; 
I Ped. 5:6.

4. Sólo el pensamiento de la presencia de Dios trae terror a sus enemigos. v. 6; Eze. 38:20; Hech. 24:25; Apoc. 6:15-17.

5. Los sabios del rey no tenían sabiduría divina. v. 7-9; I Cor. 1:21.

6. La reina madre recordó a Daniel de experiencias previas. v 10-12. Dios siempre tiene su hombre. Jue. 2:18; Hech. 13:20-23.

7. ¿Por qué esperó el rey Belsasar hasta que el juicio de Dios se lanzara sobre él para llamar al profeta de Dios? v. 13-16. Note-- 2 veces él dice "Yo he oído de ti". No es suficiente "oír", tenemos que atender. Rom. 10:16; Heb. 4:1-2.

8. El hombre de Dios no trabajó por recompensa. v. 17; I Cor. 9:16.

9. Daniel recuerda al rey del Altísimo Dios y lo que él había hecho por su abuelo, Nabucodonosor. v. 18-19; Dan. 4:17.

10. También le recordó del hecho de que Dios puede y sí tumba a los hombres grandes al polvo. v. 21; Isa. 40:15-17.

11. Los pecados del rey eran sin excusa. v. 22; Rom. 1:17-20.

12. Él era culpable de orgullo, blasfemia y descuido. v. 23; Prov. 16:18.

13. El decreto divino ya estaba puesto--"Pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto". v. 27; Apoc. 20:15.

14. Daniel fue dado el puesto de tercer señor en el reino. v. 29.

15. La caída de Babilonia fue de repente y de acuerdo con la profecía. v. 30-31; Isa. 13:17-19.

 

DANIEL ELEVADO Y LIBRADO

Dan. 6

 

1. Daniel fue elevado al puesto más alto en el reino. v. 1-2. En esta manera él es un tipo de Cristo. Fil. 2:9.

2. Por qué Daniel fue elevado. v. 3; Fil. 2:8; Luc. 18:14.

3. Daniel era sin falta. v. 4. Jesús es sin pecado. Heb. 7:26.

4. Obediencia a su Dios fue la razón por sus pruebas. v. 5; Juan 5:30; Luc. 22:42; II Tim. 3:12.

5. La oposición a Daniel vino de los que eran celosos de él. v. 6-7; Mar. 12:37-38.

6. Una ley especial fue requerida para sentenciar a Daniel. v. 8-9; 
Juan 19:6-7.

7. Daniel continuó haciendo la voluntad de Dios aunque sabiá el castigo. v. 10; Fil. 2:8.

8. Daniel fue arrestado mientras oraba. v. 11. También Jesús. 
Mat. 26:47-50.

9. Los enemigos de Daniel llevaron los cargos. v. 12-13; Mat. 27:12.

10. El rey trató en vano a librar a Daniel del castigo. v. 14; Mat. 27:15-24.

11. Los enemigos de Daniel demandaron que cumpliera el castigo. v. 15; 
Juan 19:15.

12. El rey dio la sentencia, pero de mala gana. v. 16; Juan 19:16.

13. Daniel fue puesto en un foso sellado. v. 17. Jesús fue puesto en una tumba sellada. Mat. 27:66.

14. El rey pasó una noche sin dormir. v. 18; Mat. 26:19.

15. Daniel pasó una noche en el foso de los leones. v. 19. Jesús pasó 3 noches en la tumba. Mat. 12:40.

16. El Dios de Daniel fue capaz de librarlo de los leones. v. 19-21. Jesús fue librado del sepulcro. Hech. 2:24.

17. Daniel fue protegido por el ángel de Dios. v. 22; Mat. 28:2-6.

18. La fe de Daniel fue vindicada. v. 23; Heb. 11:33.

19. El juicio de los acusadores de Daniel. v. 24; Mat. 27:25.

20. El decreto del rey fue diseñado para promover la gloria de Dios. 
v. 25-27. La muerte y resurrección de Jesús trae gloria a Dios y salvación a un mundo perdido. I Cor. 15:1-3; Mar. 16:15-16.

21. Daniel continuó prosperando. v. 28. Jesús continuó prosperando a pesar de todos sus enemigos. Hech. 5:7; Col. 1:18.

 

EL SUEÑO DE DANIEL

Dan. 7

 

1. El tiempo del sueño, un poco antes de la caída de Babilonia. 
v. 1; Dan. 5:30.

2. El sueño registrado y contado. Dan. 5:11.

3. El gran mar fue agitado por los 4 vientos. v. 2. Las naciones del mundo están agitados por un poder invisible. Dan. 4:32.

4. Cuatro naciones grandes iban a subir después de la caída de Roma, simbolizados por animales malignos. v. 3, 17.

EL IMPERIO DEL LEÓN

Este no puede ser Babilonia, porque no fue en el futuro. Babilonia ya existía en el tiempo de la visión y fue en la víspera de su caída. v. 17 dice que ellos "se levantaran en la tierra". Babilonia no perdió parte de su imperio simbolizado por alas, ni sufrió un cambio de un león a un hombre. El símbolo nacional de Inglaterra es un león. El imperio británico no fue civilizado al principio. El Reino Unido perdió 13 colonias y el símbolo de ellos es un águila. El imperio británico llegó a ser una república. De león a un hombre. El reino de Babilonia fue destruido. Isa. 13:19. La vida de Bretaña ha sido prolongada. Dan. 7:12.

EL OSO RUSO

Rusia ha extendido su frontera en una dirección. Las 3 costillas representan las naciones destruidas por ella. "Levántate, devora mucha carne". v. 5. Ella ya ha destruido millones de personas destituidas, y por medio de su programa comunista, ella destruirá muchas más. Eze. 38.

EL IMPERIO DEL LEOPARDO

Un animal feroz, temido por hombre y todos los animales de la selva. Alemania, con sus tropas de asalto y su guerra relámpago usado por los Nazis con el Gestapo, parecen cumplir con la naturaleza del leopardo. También, Alemania tenía 4 dictadores: Guillermo I, Federico III, Káiser Bill y Adolfo Hitler. Apoc. 13:2.

LA BESTIA CON 10 CUERNOS

Este es el mundo final del reino gentil y corresponde con el que se encuentra en Apoc. 13. Este será el más fuerte y maligno de todos los reinos, debajo del poder de Satanás. Apoc. 13:2. El cuerno pequeño es el anticristo que viene de un reino pequeño. Dan. 11:23; II Tes. 2:3-8. Él será orgulloso, jactancioso y atrevido. Su éxito será grande, pero por sólo un tiempo corto. Dan. 7:25; Sal. 37:35-36.

LOS SANTOS DE DIOS

Después de que todos los reinos hechos por los hombres se caigan y terminen, el pueblo de Dios recibirá su lugar legítimo. Dan. 7:18. El Juez de toda la tierra obrará en nuestro favor. v. 26-27; Apoc. 11:15.

 

LA SEGUNDA VISIÓN DE DANIEL

Dan. 8

1. El tiempo de la visión fue antes de la caída de Babilonia. v. 1; Dan. 7:1.

2. El lugar donde Daniel estaba o parecía estar, es la capital de Persia. Est. 1:2; Eze. 11:24; II Cor. 12:2-4.

3. Él vio el imperio medo-persa simbolizado por un carnero. v. 3 y 20.

4. La expansión de este reino significa la caída de Babilonia. v. 4; 
Isa. 13:17-19.

5. Daniel vio la subida del imperio de Grecia que significa la caída del imperio persa. v. 5-7, 21.

6. El gran cuerno de carnero fue Alejandro el Magno. v. 8 y 21.

7. El gran cuerno fue quebrantado--no conquistado por otro poder, pero QUEBRANTADO. Alejandro el Magno murió joven y no dejó herederos al trono. Sus cuatro generales se apoderaron después de su caída. Ninguno de ellos llegó a ser tan poderoso como él. v. 22; Isa. 42:9.

ANTÍOCO EPÍFANES

1. El cuerno pequeño que llegó a ser muy grande. v. 9 y 23. Antíoco Epífanes fue un tipo del anticristo, pero no él mismo como el cuerno pequeño del capítulo 7.

2. Él se opuso al Señor y su pueblo. v. 10. El anticristo hará lo mismo. Apoc. 13:6-7.

3. Él profanó el santuario de Dios. v. 11; Dan. 11:31.

4. Dios lo dejará prosperar por un corto tiempo a fin de traer su pueblo al arrepentimiento. v. 12; Dan. 11:32; Jer. 30:7.

5. El tiempo predicho por el periodo de profanación, v. 13-14, 2.300 días. Este fue cumplido por Judá Macabees durante los 400 años entre Malaquías y Mateo.

6. El hombre que dio el orden a Gabriel tuvo que ser el Cristo pre encarnado. v. 15-16; Juan 8:56-58.

7. La presencia del Señor trajo miedo a Daniel. v. 17; Isa. 6:5; 
Luc. 24:36-37.

8. Un toque de la mano del ángel puso Daniel a pie. v. 18; 
Mat. 4:11; Luc. 22:4.

9. El ángel ayudó a Daniel a entender el significado de la visión. v. 19; 10:14. Todos necesitamos ayuda divina. Sant. 1:5.

10. El ángel dio una explicación a Daniel de la visión y más información acerca del cuerno pequeño.

a. Será un hombre altivo de rostro.

b. Poseerá la habilidad de entender enigmas.

c. Engañará con señales Apoc. 13:14.

d. Tendrá fuerza de otro origen. v. 24; Apoc. 13:4.

e. Hará prosperar con sagacidad el engaño. v. 25.

f. Será quebrantado sin mano humana, pero por juicio divino. 
Hech. 12:21-23. Antíoco
Epífanes fue destruido por gusanos y úlceras. II Tes. 2:8. Un buen tipo del anticristo.

 

LA ORACIÓN DE DANIEL

Daniel 9:1-21

 

1. El tiempo de la oración. v. 1. Era ministro del gobierno pero encontró tiempo para orar. Dan. 6:1-3

2. Él encontró la voluntad de Dio escrito por Jeremías. v. 2, II Cron. 36:21, 
Jer. 25:11-12, I Juan 5:14

3. Una oración con sinceridad, del corazón. v. 3, Sal. 27:7-9

4. Confesó que no era digno y que Dios era fiel. v. 4, Gén. 32:10

5. Se identificó a sí mismo con Israel. v. 5. II Cor. 5:21, Heb. 2:9-11

6. Confesó su pecado de omisión. v. 6, II Cron. 36:15-16, Hechos 7:51-53, 
Rom. 3:23

7. No echó la culpo a Dios por sus problemas como algunos. v. 7

8. Confesó los pecados de los comandantes de Israel. v. 8; 
Hechos 8:22-23, 3:12-19

9. Buscó el perdón y la misericordia de Dios. v. 9, Prov. 28:13

10. Admitió que la nación era desobediente. v. 10

11. Ellos merecían el castigo por sus pecados. v. 11, Gál. 3:10-13

12. Le toca segar lo que sembró. v. 12, Gál. 6:7

13. Y aun después de la cosecha, no se arrepentían. v. 13

14. Él dijo que el Señor tiene razón en todo lo que pasó. v. 14

15. Aunque Israel pecó, Dios recibió un poco de gloria de ellos. 
v. 15, Éx. 14:18

16. Una oración de intercesión. v. 16, Heb. 7:25

17. Una oración fervorosa. v. 17, Lucas 22:44, Santiago 5:16

18. Una oración sin interés personal. v. 18

19. Una oración de suplicación. v. 19, Fil. 4:6, Heb. 5:7

20. Una oración eficaz. v. 20-21, Sant. 5:16

 

LAS SETENTA SEMANAS

Dan. 9:21-27

 

1. El ángel Gabriel vino personalmente, no era una visión. v. 21

2. Daniel tuvo una entrevista personal con el ángel. v. 22; Apoc. 22:8-9.

3. Dios contestó la oración de Daniel. v. 23; Isa. 65:24.

4. Setenta semanas de años (490 años) para terminar la historia de Israel. v. 24.

5. Sesenta y nueve semanas (483 años) desde el mandamiento para restaurar y reedificar Jerusalén hasta la venida del Mesías. v. 24. Edificaran los muros en tiempos de angustia. La Biblia divide las 70 semanas en 3 partes--7 semanas, 49 años, empezaron con el mandamiento para restaurar y reedificar a Jerusalén. Esd. 1 y 6; Neh. 2; 62 semanas, 434 años, 396 A.C. hasta 38 AD; la historia de Israel hasta la crucifixión y la última semana es la tribulación que ha de venir. Antes de la última semana hay una intermisión que es la edad de la iglesia. Ningún profeta miró a esta edad. Es el misterio del que Pablo habló.

6. El Mesías ha de ser rechazado y tener nada. v. 26; Juan 1:10-11. Jerusalén será destruido por el príncipe que ha de venir (príncipe romano, Mat. 23:37-38).

7. La semana 70 habla del anticristo.

a. Hará un pacto con Israel.

b. Los sacrificios van a empezar otra vez cuando los judíos edifican el templo de nuevo. El anticristo va a terminar con los sacrificios en la mitad de la semana, o sea, después de 3 años y medio.

c. Él va a poner a sí mismo en el templo como Dios. Eso es una de las abominaciones y vendrá con él el poder de Satanás, el desolador.

d. "Hasta que venga la consumación" habla del fin de la tribulación o lo demás de los últimos 3 años y medio.

 

LA VISIÓN GLORIOSA DE DANIEL

Dan. 10

 

1. El tiempo, la certeza y duración de la visión. v. 1.

a. El tiempo probablemente fue después que Daniel se había retirado de su oficio público. Dan. 1:21.

b. No había duda acerca de ella. Heb. 10:23.

c. Iba a ser de larga duración. Dan. 12:9.

2. La tristeza de la ocasión. v. 2; Dan. 9:3.

3. Fue tiempo de ayunar y orar. v. 3; Mat. 4:2.

4. El lugar de la visión fue por el lado del Río Hidekel (Tigris). v. 4; 
Sal. 137:1-2.

5. Él vio un hombre vestido de lino. v. 5. Este no puede ser otro que Cristo en su gloria pre encarnado. Apoc. 1:13-15.

a. Su manto de sacerdote--justicia. Lev. 8:7.

b. Ceñido con verdad. Efe. 6:14; Juan 14:6.

6. El semblante físico de la persona gloriosa que Daniel vio. v. 6.

a. Su cuerpo como un berilo.

b. Su cara como relámpago. Juan 1:9.

c. Sus ojos como lámparas de fuego. Él ve todo. II Cron. 16:9; Zac. 4:10.

d. Sus brazos y pies como bronce pulido. Bronce es un símbolo de juicio.

e. Su voz como el mar rugiente. Habla con poder y autoridad. Eze. 43:2; Mat. 8:26-27.

7. El efecto de la manifestación en los hombres con Daniel. v. 7; 
Hech. 9:3-7; 22:9.

8. El efecto de la visión visto solamente por Daniel. v. 8; Isa. 6:5.

9. Daniel fue vencido por la gloria de Dios. v. 9; Apoc. 22:8.

10. El toque de ayuda divina del ángel Gabriel. v. 10; Mat. 4:11; 
II Tim. 4:17.

11. El ángel habla a Daniel. v. 11; Dan. 9:20-22.

12. Daniel fue asegurado que su oración fue aprobada por Dios y que él era el mensajero de Dios. v. 12; Heb. 1:4.

13. El por qué de la demora. v. 13; I Tes. 2:18.

14. La visión sera cumplida en los últimos días. v. 14; II Tim. 3:1-5; 
II Ped. 3:3-4.

15. Daniel vencido por su debilidad. v. 15.

16. El toque angélico ayudó a Daniel hablar. v. 16; Isa. 6:6-7.

17. La pregunta de Daniel al ángel. v. 17; Fil. 4:13.

18. Otra vez el ángel le tocó. v. 18; Hech. 12:7-8.

19. El ángel sabía que Daniel fue amado y habló paz a él y le dio fuerza. v. 19; Hech. 27:23-25.

20. Daniel entendió acerca del conflicto espiritual. v. 20; Efe. 6:12; Apoc. 12:7-9.

21. El trabajo de Gabriel fue el de llevar buenas noticias a Daniel. v. 21.

 

LOS CONFLICTOS DEL PUEBLO DE DANIEL

Dan. 11:1-20

 

1. El ángel Gabriel ayudó y le dio fuerza al rey Darío. v. 1; Esd. 4:5. El imperio persa iba a tener 3 reyes más y uno extraordinario que iba a ser más rico que los demás. Jerjes o Asuero fue el más rico. Est. 1:1-8.

2. Jerjes invadió a Grecia y elevó el coraje de ellos. v. 2.

3. El rey valiente es Alejandro Magno. v. 3.

4. Su reino partido y dividido en 4 partes; Grecia, Asia menor, Siria y Egipto.

5. Egipto fue dado a Tolomeo I. v. 5. Siria fue dado a Seleuco, "el rey del norte".

6. Un esfuerzo fue hecho para unir a Egipto y Siria pero no resultó. v. 6.

7. Berenice, la hija del rey del sur, tuvo un hermano Tolomeo Euergetes, quien invadió a Siria y llevó cautivos y muchas riquezas a Egipto. v. 7-9.

8. Los hijos del rey de Siria serán airados y llevarán un gran ejercito de 75.000 contra Egipto. v. 10.

9. El rey de Egipto, enojado, venció el rey de Siria. v. 11.

10. El rey de Egipto se hizo orgulloso e hizo la paz con Antíoco, del norte. v. 12.

11. El rey de Siria regresó con sus aliados, Felipe III de Macedón, haciendo un ejercito más grande. v. 13.

12. Muchos más iban a levantarse contra Egipto, incluyendo "hombres turbulentos", los judíos impíos. v. 14.

13. Antíoco el Grande venció a las fuerzas de Egipto, y también el pueblo de Judá. v. 15.

14. El gran rey de Siria, Antioco el Magno, también vencerá sobre la tierra de Israel. v. 16.

15. Para tener control completo sobre Egipto, Antioco dio su hija, Cleopatra, al rey de Egipto, pero no funcionó. v. 17.

16. Antíoco no pudo conquistar a Grecia, que estaba aliado con Roma. Él fue vencido en Magnesia en 190 A.C. v. 18.

17. En su regreso a casa él saqueó el templo de Júpiter para conseguir dinero y fue matado. v. 19.

18. Su hijo, Seleuco Filopater, "un cobrador de tributos", fue envenenado por su propio siervo después de tratar de robar el templo en Jerusalén. v. 20. Él oprimió mucho a la gente por su dinero. Él dijo que el dinero fue su mejor amigo.

 

LA PROFECÍA DE DANIEL TOCANTE A ANTÍOCO EPÍFANES

Dan. 11:21-45

 

1. El hombre despreciable del v. 21 fue Antíoco Epífanes, un tipo del anticristo. Epífanes quiere decir "el espléndido", pero algunos lo llaman "el loco". Dan. 8:9-10.

2. Por medio de engaño él llegó al poder con un poco de gente. v. 22-23; 
Apoc. 13:14.

3. Por un rato, él parecía generoso, distribuyendo grandes riquezas para ganar su benevolencia. V. 24; II Tes. 2:10.

4. Él venció al rey del sur sobornando a los consejeros del rey de Egipto. v. 25-26. Los comunistas usan las mismas tácticas hoy en día. Prov. 29:12.

5. Es tonto entrar en un pacto con gobernadores que tienen corazones malvados como los comunistas. v. 27; Sal. 69:22.

6. Él odiaba al pueblo de Dios, los israelitas. v. 26; Mat. 24:9.

7. Su segunda invasión de Egipto encontró oposición de las "naves de Quitim", o Chipre. Chipre ahora es una colonia de Bretaña. Esto aumentó el odio por Israel. v. 29-30; Jer. 2:12-14.

8. Con la ayuda de los judíos apóstatas, él invadió a Jerusalén, profanó el templo y forzó a los judíos a adorar una estatua de Júpiter. v. 31; Dan. 12:11; Mat. 24:15.

9. Esta acción provocó la rebelión de los macabeos. v. 32; Apoc. 13:8.

10. Un remanente rehusó seguir al gobernador malvado aunque fueron perseguidos grandemente. v. 33; Apoc. 13:16-17.

11. Un poco de ayuda vino de los héroes judíos pero muchos eran hipócritas. v. 34; Prov. 3:5.

12. Fue un tiempo de limpieza. v. 35. Un futuro tiempo de feroz persecución espera a Israel. Dan. 12:10; Rom. 11:26.

 

LA PROFECÍA DE DANIEL TOCANTE AL ANTICRISTO 

Dan. 11:36-45

 

1. Un rey cabezudo. v. 36. Jesús vino a hacer la voluntad del Padre. Sal. 40:8; Juan 6:38; Heb. 10:6.

2. Se exaltará. Jesús se humilló. Fil. 2:8; Luc. 18:14.

3. Hablará contra Dios. Jesús habló por Dios. Juan 10:30.

4. Su prosperidad será por un tiempo corto. Isa. 53:10-11. No es el caso con Jesús.

5. No tendrá respeto por el Dios de sus antepasados. v. 37. Jesús pagó tributo al Dios que se reveló a Abraham, Isaac y Jacobo. Mat. 22:31-32.

6. No le importará las necesidades de las mujeres. Jesús tuvo compasión por viudas pobres. Luc. 13:10-13; 7:12-14.

7. Él profesará que es ateo. Jesús fue el Hijo de Dios. Juan 14:10.

8. Él profesará que es el supremo. Jesús hizo a su Padre supremo. Juan 10:29.

9. Confiará en el poder militar. Jesús no. Juan 19:10-11.

10. Adorará la bestia de profecía. Apoc. 13:14-15. Jesús destruirá la bestia de profecía. Apoc. 20:10.

11. Esclavizará todos que puede. Jesús da libertad al hombre. Juan 8:36.

12. Usará poder militar para promover su reino. Jesús tuvo un poder mayor. Mat. 26:52-53.

13. Entrará en Jerusalén como un gran rey. v. 41. Jesús entró en Jerusalén humildemente. Zac. 9:9; Mat. 21:5.

14. Hará una obra destructora. v. 41. Jesús no vino para destruir. 
Luc. 9:54-56.

15. Algunos van a escapar el poder del anticristo. Ninguno va a escapar el hecho de pagar tributo a Jesucristo. Fil. 2:10-11.

16. Su poder será grande pero limitado. v. 43. El poder de Jesús es sin límite. Luc. 8:25.

17. Fue molestado por sus enemigos. v. 44a. Jesús no tiene miedo de enfrentar a sus enemigos. Isa. 50:7-8.

18. En su ira destruirá a muchos. v. 44b. Jesús no vino para dar vida, no destruirla. Luc. 9:50.

19. Llegará a su fin cuando trata de quitar el puesto a Dios. v. 45. II Tes. 2:4-8. Jesús fue elevado al lugar de autoridad suprema por Dios el Padre. Hech. 2:33-36.

 

LA PROFECÍA DE DANIEL TOCANTE AL TIEMPO DEL FIN 

Dan. 12

 

1. Un tiempo de tribulación sin paralelo en la historia. v. 1. Jeremías lo llamó "tiempo de angustia para Jacob". Jer. 30:7; Mat. 24:15. Miguel viene a ayudar a los judíos redimidos. Apoc. 13:8.

2. Un tiempo de la resurrección, los redimidos y los condenados. v. 2. La muerte no termina todo, ni por los redimidos ni por los incrédulos. Hech. 24:15. Encontramos por primer vez la frase, "vida eterna". De acuerdo con Apocalipsis 20:5-6, habrá mil años entre las resurrecciones.

3. Un tiempo para ganar almas. v. 3; Prov. 11:30; Apoc. 7:9-14; 
Rom. 11:26.

4. Un tiempo de inquietud "muchos correrán de aquí por allá". Sof. 1:14-18. Un tiempo de ciencia aumentada.

5. Un tiempo cuando dos ángeles atenderán. v. 5; Mat. 25:31.

6. Un tiempo de la manifestación de Jesús "vestido de lino" y "sobre las aguas". v. 6; Apoc. 10:1-2. Un tiempo de grandes maravillas. 
Apoc. 13:13-14.

7. Un tiempo limitado de 3 años y medio para que el anticristo termine su trabajo. v. 7; Dan. 7:25; Apoc. 10:5-6.

8. Un tiempo que Daniel no entendió. v. 8; Hech. 1:7; Mat. 24:36.

9. El fin no fue revelado a Daniel. v. 9; I Tes. 5:1-6.

10. Un tiempo de persecución y pruebas. v. 10; Mal. 3:2-3. Un tiempo de impíos. II Ped. 2:1-2; Mat. 24:12. Un tiempo de sabiduría divina. Sant. 1:5.

11. Un tiempo de profanación del templo. v. 11; II Tes. 2:3-4.

12. Un tiempo cuando Dios va a exhibir máxima paciencia. v. 12; 
Sant. 5:7-8.

13. Un tiempo para obediencia. v. 12; Mat. 24:44-46. Un tiempo de descanso para Daniel. I Cor. 15:22. Un tiempo cuando Daniel resucitará de los muertos y reinará con Cristo. Apoc. 20:6.

 

BOSQUEJO CORTO DE DANIEL

 

I. EL HOMBRE

Daniel (Dios es mi juez) nació de una familia noble de Judea en el año 621 A.C. Era dentro de los primeros de la deportación a Babilonia por Nabucodonosor en 605. Por 3 años fue entrenado en la sabiduría de los caldeos y fue dado el nombre Babilónico Beltsasar (proteja su vida). Creemos que todos los cautivos fueron hechos eunucos. Por su fidelidad a la ley Mosaica Dios le dio dones especiales. Profetizó durante el reino de Nabucodonosor; Belsasar, el hijo de Nabucodonosor; Darío; y Ciro, el Persa. Él murió teniendo más de 80 años.

II. EL TIEMPO

Daniel vivió en el tiempo de la cautividad. Su vida no era fácil en el corte del Rey, pero jamás olvidó su devoción a Dios y por su fidelidad fue un gran testimonio a todos los reyes de su tiempo. Los primeros cautivos salieron de Jerusalén en el año 605 A.C. Después de 3 años el rey de Judá se rebeló contra el rey Nabucodonosor y él volvió a la ciudad y la destruyó en marzo 16, 597. Más o menos 60.000 fueron llevados a Babilonia esta vez. También todos los utensilios del tabernáculo fueron llevados. Esdras los devolvió.

III. EL LIBRO

La primera mitad del libro, capítulos 1-6, consiste de 6 narrativos de la vida de Daniel y sus amigos: su educación, la revelación del sueno de Nabucodonosor, la prueba del horno, la predicción de la locura del rey, la interpretación del mensaje en la pared, y su prueba en el foso de los leones. La segunda mitad consiste de 4 visiones que predicen el curso de la historia mundial. Los capítulos 2:4b-7:28 fueron escritos en arameo, lo demás del libro en hebreo.

ESTE ESTUDIO ES  ORIGINAL DE :http://www.fbinstitute.com/Espanol/various/daniel.htm


PASTOR CARLOS
 
Publicidad
 
RADIO CRISTIANA "CASA DE ORACION"
 
Señal en Vivo las 24 Horas del Dia
APOSTASIA
 
La Última y Gran Apostasía -Video- David Wilkerson


HOY ES EL DIA SALVACIÓN
 
BIBLIA AL DIA
 
 
TOTAL 49709 visitantes DIOS TE BENDIGA
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=